sábado, 13 de marzo de 2010

PREFIJO, SUFIJO Y LOCUCIONES LATINAS

PREFIJO

El prefijo (del latín præfixus, participio de præfigĕre, colocar delante) es un morfema derivativo de la clase de los afijos que se antepone a una raíz, lexema o base léxica para formar una palabra de significado diferente, denominada derivada. Así, el prefijo re genera, por ejemplo: renacer, recaer, repasar, etc.
Al proceso para crear nuevas palabras o neologismos mediante prefijos se lo conoce como prefijación, y es una clase de la derivación. En algunas lenguas los prefijos también son usados extensivamente para la flexión aunque esto es tipológicamente menos frecuente.

FUENTE: http://es.wikipedia.org/wiki/Prefijo

SUFIJO

Se denomina sufijo al morfema derivativo de las lenguas o afijo que se agrega después del lexema, raíz o tema de una palabra y antes de los morfemas constitutivos para añadirle a este una información suplementaria. La palabra nueva así formada se denomina palabra derivada, y al mecanismo por el cual se hace derivación. La sufijación es el proceso más universal en las lenguas humanas para la formación de nuevas palabras, alrededor del 70% de las lenguas del mundo usan extensivamente la sufijación, y al menos el 80% usan sufijos en alguna medida..

FUENTE: http://es.wikipedia.org/wiki/Sufijo

LOCUCIONES LATINAS

Las locuciones latinas son expresiones en latín que se utilizan en español con un significado cercano al original latino. Como el latín fue la lengua de expresión cultural y científica en Europa hasta el siglo XVIII, estas locuciones han pervivido en el lenguaje jurídico, técnico, religioso, médico y científico. En el uso popular dichas locuciones se conocen con desdén como «latinajos». Un buen ejemplo de esto se encuentra en el personaje de Xosé Lendoiro (en el capítulo 20 de la obra Los detectives salvajes de Roberto Bolaño).
Respecto a las locuciones latinas también se da una actitud mixta, y estas expresiones son usadas por personas que no conocen bien la lengua latina, lo cual ocasiona errores frecuentes. Tal es el caso de la errónea *de motu propio: su uso correcto no admite la preposición, al tratarse de un ablativo, por lo que debería decirse motu proprio; otro tanto ocurre con *a grosso modo, que tampoco admite la preposición por idéntico motivo al anterior (debe decirse grosso modo).

FUENTE: http://es.wikipedia.org/wiki/Locuci%C3%B3n_latina

A divinis = Lejos de lo divino.
Ab æterno = Desde siempre, desde mucho tiempo atrás.
Ab absurdum = Desde lo absurdo o por lo absurdo.
Ab imo pectore = Desde el fondo de mi corazón.
Ad astra = A las estrellas.
Consumatum est = Lo concluido.
Carpe diem = aprovecha el presente, a vivir que son dos días / goza de la vida, que es corta
Casus belli = motivo de guerra
acto que puede provocar una guerra
Cave canem = cuidado con el perro
Cum grano salis = Con precaución y prestando mucha atenció.
De facto = Por los hechos consumados.’ Por la fuerza de las circunstancias. Según evidencian los acontecimientos.
De incognito = De manera desconocida’, ocultamente.
De iure = Legalmente. De acuerdo a las leyes.
De visu = Que ha sido visto directamente por alguien.
Deo gratias = Gracias a Dios’. Expresa la satisfacción porque algo haya ocurrido o, al fin, haya terminado.
Eo ipso = Por eso mismo’
Ergo = Por lo tanto.
Natu = a causa del nacimiento.
Neo Nato = Recién nacido.
Vox populi vox Dei = La voz del pueblo es la voz de Dios.

FUENTE: http://es.wikipedia.org/wiki/Locuci%C3%B3n_latina (despues de 1/2 pagina)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada